CLASES DE BAILE ONLINE, ¿SÍ O NO?

Tal vez muchos de vosotros hayáis decidido regalar por San Valentín (feliz día, por cierto) clases de Baile Online.

Y es que en este periodo de pandemia hemos visto proliferar las versiones en streaming de todo… Tv, reuniones de amigos, entrenamientos… y sí, clases de baile.

Y es indudable que esta opción nos ha salvado del sedentarismo absoluto y del aburrimiento mortal, pero…

PROS

-Te permite recibir clases de profesores a los que de otro modo no tendrías acceso (por distancia o economía). Por ejemplo: Karel Flores, Ataca y la Alemana, Fernando Sosa.

-Puedes flexibilizar los horarios: toda aquella gente con turnos interminables o que trabajan en horarios de tardes y a veces no tienen otras opciones, está claro que se benefician de esta modalidad.

-Puedes recibir las clases en tu propia casa y a veces incluso sin quitarte el pijama: el sueño para vagos como yo, y para gente realmente ocupada que no tiene tiempo para más.

PEEEEEERO

-No nos engañemos, una clase online no puede sustituir a una presencial, en las que el contacto con el profesor es directo, que te corrige que te ve continuamente.

-Tampoco es igual la magia que se crea en el aula, con los compañeros. Esa energía que hay en las clases de baile no se puede comparar con nada.

-Y hablemos de problemas técnicos… Cuántas clases por muy bien hechas y grabadas que estén no tienen cierto retraso en el audio, o tienes problemas con tu conexión, etc.

¿ENTONCES CLASES ONLINE SÍ O NO?

Pues yo creo que sí y no. Estoy convencida de que tu única forma de aprender a bailar NO puede ser en formato online, pero seguro que te puedes beneficiar de complementar tus clases presenciales en tu ciudad, con tu profesor, con talleres online con tus bailarines favoritos.

Por ejemplo, a nosotros como profes, en este momento de nuestras carreras nos ha dado la vida las formaciones virtuales. Aunque al principio invertíamos mucho tiempo (y dinero) en viajar y recibir clases presenciales con los grandes maestros (como Fernando Sosa o las Formaciones para profesores de Adrián y Anita), desde que abrimos la escuela los viajes se nos complican, así que hemos aprovechado enormemente otro tipo de enseñanzas, como son las Maestrías de World Mastery o los cursos de Evelyn La Negra. Y ya como pasión, diré que ahora mismo también asistimos en nuestro tiempo libre a las clases de Salsa de Karel Flores y a las de Bachata de Alfonso y Mónica.

Tengo que aprovechar también para recordaros a todos los alumnos de escuelas de baile, que estos tiempos están siendo muy duros para todas ellas, y que entre todos tenemos que cuidarlas y apoyarlas para que cuando todo esto pase, tengamos un sitio donde volver a bailar y siga habiendo gente que organice eventos y sociales.

7 comments

  1. Sisi says:

    Hola pues como estamos en época de pandemia es un si pero considero que hay que tomar en cuenta otras cosas además de las que mencionas. Como quien da la clase? Y si eso pudiera representar un peligro en algún sentido para la familia. Debido a que hasta las clases online se prestan para todo tipo de engaños. Pero bueno ya asegurándonos de eso me parece una excelente idea para aprender y para mejorar el ánimo.

  2. Marie says:

    Me encantaría aprender a bailar y como tu opino que necesitaría una clase en persona para poder hacerlo bien, pero quizás hasta entonces me anime a probar una clase virtual y a pasar un rato divertido en casa, sin que nadie vea lo mal que bailo. Un abrazo

  3. Mi meta, tu salud. Carolina says:

    ¡Hola!
    Pues la verdad es que tienes toda la razón del mundo.
    Obvio que el hecho de estar en casa en cierto modo no debe impedirnos seguir con actividades tan divertidas y saludables como el baile, lo malo es que si se es principiante, es imposible que se nos corrijan los errores. Y siendo el baile una actividad física, es de vital importancia por ejemplo, y hablo desde mi visión de fisioterapeuta, tener una buena ergonomía.
    Besotes

  4. Rebecaml says:

    Pues yo si que me animaría por unas clases en línea, ya que de lo contrario tendría que esperar a que el panorama mejore y las clases presenciales se puedan realizar y eso todavía va a tardar un poco al menos en donde yo vivo, yo ya he tomado clases de acuarela y me han dado buenos resultados.

Deja una respuesta