CREMA DE CALABAZA (SUPERFIT Y SUPERFÁCIL)

Ha llegado el otoño, y con él las tardes de sofá y mantita, y las cenas a base de cremas calentitas! Y qué mejor que utilizar verduras de temporada, como es el caso de la calabaza.

Tengo que reconocer que aunque me encanta, siempre me ha dado un poco de pereza prepararla porque limpiar la calabaza me cuesta un trabajo horrible, así que he hecho un poco de trampa y he comprado de esos trozos que te venden ya listos en el Alimerka; mi recomendación ya sabéis que es siempre utilizar verduras eco, cuanto menos manipuladas y procesadas mejor, pero a veces hay que ser más práctico, sobre todo si es para poder disfrutar del sabor y los beneficios de esta hortaliza dulce que contiene un 90% de agua y muy pocas calorías e hidratos de carbono,  pero con altos contenidos de fibra, vitaminas y minerales.

BENEFICIOS DE LA CALABAZA

  • Por su alto contenido en fibra y sus pocas calorías es estupendo para mantener la línea. Además es ideal para diabéticos poeque refgula el azúcar en sangre.
  • Ayuda al tránsito intestinal gracias a su contenido en fibra y sus propiedades depurativas.
  • Contiene triptófano que facilita la conciliación del sueño.
  • Es rica en vitamina A que nos ayuda en nuestra salud ocular, ósea y es beneficiosa para el pelo y los dientes.
  • La pulpa tiene un alto contenido en mucílagos, por lo que consigue un efecto suavizante y protector de la mucosa gástrica
  • Es rica en betacarotenos (antioxidante): que aumenta nuestras defensas, ayuda en la prevención del cáncer y frena el proceso de envejecimiento celular.

INGREDIENTES

Hay mil recetas diferentes de crema de calabaza. Sin embargo en esta ocasión (y como estoy a dieta rigurosa) os he traído la más sencilla y la más hipocalórica de todas, pero no por ello menos sabrosa! Para 3-4 raciones necesitaríamos:

– 1 kg de calabaza

– 1 puerro mediano

– AOVE

Y ya está!

PREPARACIÓN

Cortamos el puerro en rodajitas y rehogamos en un poco de aceite unos 5 minutos. Cuando ya ha cogido colorcito añadimos la calabaza en dados de tamaño mediano (no hace falta matarse en cortarla). Sofreímos otros 5 minutillos y después cubrimos con agua y dejamos a fuego medio hasta que la calabaza esté bien blandita (un cuarto de hora más o menos).

Después lo pasamos por la batidora, añadimos sal al gusto y listo!

Yo suelo ponerle algunas semillas (sésamo, lino, o lo que tengáis) y unos brotes germinados, porque me encanta el toque que le da, y además son muy beneficiosas también (prometo ampliar tema en otro post).

Como veis la dificultad es nula y tenemos una cremita riquísima, supersana y muy baja en calorías!

Espero que os guste.

XoXo. Y recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida!

17 comments

  1. Berenjena says:

    Vi la foto en Instagram y entonces ya me pareció que tenía muy buena pinta, pero es que encima no puede ser más sencilla de hacer. Habrá que probarla. Definitivamente no hay excusa para no comer sano y bien.

  2. Cami a l'Estel says:

    Qué rica está la crema de calabazas. Yo la hago mucho para cenar en invierno porque es riquísima y muy sana. Nunca le pongo puerro pero con la buena pinta que tiene la que tu has preparado, este invierno voy a incluir el puerro si o si.
    Ya me han entrado ganas de cocinarla otra vez 😉

  3. Cludy says:

    Menuda pinta tiene, yo suelo hacer de calabacín y me gusta mucho así que creo que porbaré a hacer esta también. Además de muy sano tiene muy buena presentación el plato que has realizado.

    Un saludo,
    *Cludy

  4. miaupotingues says:

    Hola preciosa!!!
    Me ha encantada la receta de la crema de calabaza, yo también le echo puerro a la que hago yo, no sabía que la calabaza faciitaba la conciliación del sueño ni que era tan buena para el intestino, yo cuándo hago crema de zanahoria siempre le añado un trocito. Mmmm que rica. Gracias por esa receta!!
    Un beso!

  5. Pilar says:

    Hola!
    La verdad es que la crema de calabaza es una receta imprescindible en mi casa cuando llega el frio. Lo único que pasa es que aún por Andalucía va a tardar un poquito en llegar.
    Pero vamos que justo hoy compre unos tacos de calabaza (hice como tú porque me da una pereza cortar la calabaza..) para hacer una cremita para alguna de estas noches, porque me encanta!
    La idea de añadirle los brotes germinados y la semilla me ha encantado, así que lo probaré 😉
    saludos!

  6. Paula Alittlepieceofme says:

    Como tal nunca he tomado crema de calabaza “pura”, pero es algo que desde hace un tiempo añado a mis purés de verduras. Y ojo como algún día no tenga, ya me he acostumbrado a ese toque tan dulce que lo he hecho en falta.
    Probaré a no añadirle tantas verduras y hacerla más simple, a ver qué tal, gracias por la idea, bss!

  7. Lucía Cepedal says:

    Yo ya he dado por inaugurada la época de sopas, caldos y cremas. Es algo que me encanta para cenas ligeras.
    Reconozco que a pesar de que la calabaza me gusta sobre todo en revuelto con otras verduras nunca he probado la crema de calabaza. Tengo que animarme así que me quedo con la receta que me aprece super fácil y ya te contaré cuando la pruebe. Un beso

  8. Algo especial says:

    Sí, la calabaza tiene bueno beneficios. Lástima que no me gusta y que soy “alérgica” a cremas y purés.
    Reconozco que es una receta sencilla y fácil y tal y como lo has presentado, parece digno de restaurante.
    Así que buen truquillo lo de decorarlo con sésamo o lino.

Deja un comentario