EL REY DE ZAMUNDA

Dicen que segundas versiones nunca son buenas, pero ¿esto es siempre así?

Muy poca gente hay que no viera el Príncipe de Zamunda (mi cuñado, por ejemplo…), protagonizada por Eddie Murphy allá por el año 1988 (soy ya muuuuy mayor). Una comedia muy de la época, en la que un príncipe decide salir al mundo a buscar el amor verdadero, en vez de casarse con el pibonaco estúpido con el que lo han emparejado sus padres.

Pues en esta segunda parte, estrenada el 5 de Marzo en Prime Video, el ya convertido en Rey Akeem va a volver a EEUU en busca de su único hijo varón, que obviamente es ilegítimo, y del que no sabía nada hasta ahora.

Seguimos ante una comedia del estilo de finales del siglo pasado y con muchos guiños a la primera parte, que imagino es lo que todos esperábamos; muy divertida, pero sin grandes pretensiones (seguro que los críticos de cine la ponen pingando). Pero yo me he reído mucho, me ha recordado mi infancia (cómo no, si yo creo que han mantenido a todo el reparto) y me ha hecho pasar un rato estupendo.

No creo que se le pueda pedir más a este tipo de película.

Así que ya sabéis, si aún no la habéis visto, esta noche podéis poneros a ello.

Y mientras tanto, recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *