ENGANCHADA A LOS ZAPATOS

Si es que en el mundillo del bailoteo y la farándula hay muchas cosas que son diferentes. Entre otras las hebillas con las que sujetamos los zapatos! Porque a nosotras nos gusta que enganchen, no que haya que abrocharlas (por lo menos a mis compañeras y a mí, no voy a hablar yo por todas las bailarinas del mundo mundial). Y os voy a dar las cinco razones por las que las prefiero:

  1. Porque sólo mides y la abrochas una vez. No tienes que andar buscando el agujerito cada vez que te vas a poner los zapatos (que yo no lo encuentro nunca!)
  2. Porque quitártelos es un momento; sólo deslizar la cinta hacia arriba y listo.
  3. Porque hay pocas cosas tan antiestéticas como estar agachadas atando y desatando los zapatos media hora en medio de una fiesta, sobre todo si no hay sitio para sentarse y estás ahí haciendo equilibrismos (la postura os la podéis imaginar vosotras). Nota para las no bailarinas que me lean: Tened en cuenta que nosotras no nos ponemos los zapatos en casa, que la suela es de felpita y se estropea, sino que llegamos a la clase o la discoteca y nos cambiamos el calzado.
  4. Porque si nuestros tesoritos están fabricados en tela se estropea muchísimo la cinta (como veis en la foto). Alguna vez hemos tenido que tirar zapatos casi nuevos por cintas desastrosas…
  5. ¡Porque las puedes cambiar si te da la gana! Que pocas cosas hay tan crueles en esta vida que encontrar tus zapatos de baile soñados y que no las tengan 

Así que, como no soy de las que renuncian a sus caprichitos, he buscado solución. Que es tan fácil como tener a mano a un buen zapatero (sí, esa es). Me he comprado una bolsa de hebillas de enganchar en Aliexpress (porque no suelen tener ellos) y cada vez que tengo un par que no las llevan, allí que me presento (ya me ha dicho que soy rarita, que la gente normal le lleva los zapatos justo para el cambio contrario). Las que os pongo en el enlace igual os parecen un poco grandes, pero después de puestas a mí me parecen perfectas! Y mi zapatero me cobra 3 míseros euritos por el cambio.

Y vosotras, ¿cuáles preferís? Las hebillas tradicionales o las de enganchar?

XoXo. Y recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida!

9 comments

  1. Ana Oval says:

    Hola!!! Quería decirte que nunca había visto éste tipo de hebillas… Acabo de ver tu foto por el instagram y me han parecido muy interesantes. Por eso me he pasado por aquí. Ahora que he leído de qué va el post, entiendo lo de “enganchada a los zapatos” Jejeje… La verdad es que las hebillas de toda la vida, resultan un poco incómodas a la hora de abrocharlas. Nunca he probado éstas nuevas hebillas, pero tengo mucha curiosidad por ello. Gracias por el descubrimiento. Bss

  2. Raquel Jimenez Lastras says:

    Pues la verdad es que yo nunca había visto este tipo de hebillas que enganchan de esa manera. Si que es verdad que tengo un poco de manía a las hebillas tradicionales, es un engorro tener que ir buscando el agujerito cada vez que te la pones, por no decir lo incomodo, y si bailas como tu ya ni te cuento, menos mal que has encontrado la solución en Aliexprex y un buen zapatero que te las pone. Yo solo tengo unas sandalias con esas hebillas y por no atrlas casi ni me las pongo jajaja. Pero para una enganchada a los zapatos como tu es importante,.Besos

  3. Ruth says:

    Caramba, menudo inventazo, no tenía ni idea de que se podía poner esto en los zapatos. Yo también odio tirarme los minutos muertos intentando encontrar el agujero to, con la pierna/pie en posiciones imposibles y si la hebilla está más atrás de lo normal ya ni te cuento. Perón tengo que reconocer que visualmente no me atraen mucho estas hebillas de enganchar y por ahora me quedo con las tradicionales, peor oye, sabiéndolo ya puedo tener otra opción en el caso de topar con algunos zapatos realmente difíciles de abrochar. Gracias por descubrírmelas guapa. Besos

  4. Algo especial says:

    He probado las dos hebillas. Las del agujerito, coincido contigo en que a veces no se encuentra jajaja y toca hacerlo manualmente por lo que puede quedar feo.
    También cuesta quitártelos y los otros de enganchar es más fácil y el zapato queda bien ajustado y cómodo en todos los sentidos.
    Así que, a elegir, me quedo con la sehunda opción.

  5. Rosa Martínez says:

    ¡Hola, Laura!
    Nunca me había imaginado que las hebillas de los zapatos eran tan importantes. Estoy contigo en que las tiras que hay que abrochar son muy incómodas y al final por desgaste pueden acabar con el zapato perfecto. A mí también me pasa que el agujero me cuesta encontrarlo. Así que me gusta lo que propones. Mides y abrochas una sola vez y listo. Más fácil de quitar y sin que se desgaste la tira. Me ha encantado ver tu colección de hebillas y me has dado unas cuentas ideas para algunos zapatos que tengo. Un abrazo.

  6. erika says:

    Madre mia, me has dejado loca… cuanta razon… a mi me pasa mucho con mis sandalias, por lo general intento no soltarlas y las meto y las saco por el talon y aunque se que no es la mejor opcion es la que tenia… cierto es que la idea que me has dado ahora el brutal… asi que no dudes en que ire a mi zapatero a que me solucione la vida con esta idea que en mi vida jamas se me hubiese ocurrido, asi no dañare mis zapatos por ningun lado a no ser que los use hasta morir

  7. Leyre says:

    ¡hola! que idea más buena la de poner estos enganches, nunca se me hubiera ocurrido pero tienes razón en lo de que es muy incómodo tener que agacharse a ponerse la hebilla, y más cuando a veces hay que hacerlo a ciegas porque el vestido no te deja verte los pies o no te puedo sentar. a mí además se me suelen clavar.
    es genial además que le demos trabajo a los zapateros, ellos lo agradecen porque la gente ya no arregla zapatos, si no que los tira y se compra nuevos.
    Un beso.

  8. Paula Alittlepieceofme says:

    Me acabas de descubrir un universo paralelo :O Casi siempre me coincide ese tipo de tiras con las sandalias, para que esté el pie sujeto vienen con las hebillas tradicionales. No descarto darme una vuelta por Aliexpress para pedir las que nos muestras, porque lo que se puede tardar en poner un calzado como tengas el día torcido…Gracias compartirlo con las no bailarinas, que también nos gusta que nos duren los zapatos jeje, bss!

Deja un comentario