LOS CRÍMENES AZULES

Después de este puente taaaan largo y tan necesario volvemos con nueva reseña, porque el fin de semana me ha dado tiempo a leer bastante mientras colocaba todos los adornos de Navidad.

Cambiando un poco de género,  he vuelto a la novela policíaca de la mano de Enrique Laso y sus Crímenes azules. Leí una reseña del libro en el blog de Lectora Dreams y me animé.

EL AUTOR

Nacido en Badajoz en 1972, comenzó a escribir con apenas ocho años. Es diplomado en Marketing y licenciado en Administración de Empresas, con un máster en Dirección de Márketing en el ESIC y PDD por el IESE. Tras ocupar varios puestos directivos en multinacionales, cambió el despacho por un trabajo como asesor para poder combinarlo con su pasión: la literatura. Ha ganado varios premios literarios, y ya ha publicado varios bestsellers.

SINOPSIS

PRIMER PREMIO ERIGINAL BOOKS 2017 AL MEJOR THRILLER
Los cadáveres de dos jóvenes hallados en la orilla de un lago de forma casi simultánea. Un condado cuyos habitantes guardan oscuros secretos. Un prometedor agente especial de la Unidad de Análisis de Conducta del FBI asignado al caso. Un crimen sin resolver similar acaecido casi dos décadas antes… Sumérgete en una intrincada investigación que hará las delicias de los amantes del género.
EL COMIENZO DE UNA SAGA QUE LLEVA VENDIDAS MÁS DE 700.000 COPIAS
Enrique Laso nos deslumbra con su primera incursión en el género policíaco con una novela fascinante, cargada de suspense y misterio. Tras vender más 1.250.000 copias de sus libros en todo el mundo gracias al éxito de títulos como ‘El Rumor de los Muertos’ (130.000 lectores en todo el mundo) o ‘Desde el Infierno’ (adaptada al cine en España), Laso ha fascinado a medio planeta con una novela adictiva que te agarra desde la primera página y que te mantiene atado a ella hasta su inquietante final.
Para amantes de libros como ‘El Silencio de los Corderos’ y series como ‘Twin Peaks’, ‘Mentes Criminales’, ‘CSI’ o ‘True Detective’.

MI OPINIÓN

La verdad es que es una lectura ligera que te entretiene, pero esperaba más después de leer la sinopsis. La historia está muy bien pensada, y te engancha porque quieres descubrir quién es el asesino (debo decir que hacia la mitad del libro yo ya me imaginaba por dónde iban los tiros).

Está contada en primera persona por el analista del FBI Ethan Bush, que se trasladará con su equipo para colaborar con la oficina del sheriff de Oskaloosa en la investigación del asesinato de tres jóvenes de la zona. Desde su punto de vista y sus reflexiones le conoceremos a él y su historia pasada (sus motivaciones para convertirse en agente, su éxito en su anterior caso),  pero me resulta un tanto petulante, tan niño mimado de Quantico… Vamos que no me cae bien. Del resto de personajes sólo vemos una pincelada a través de los ojos de Ethan, sin entrar en más detalles de ninguno de ellos.

Seguramente en las siguientes novelas de la saga de Ethan Bush vayamos conociéndolos a todos mejor, tras esta primera toma de contacto. Me suele pasar que los primeros libros de estas colecciones me gustan menos que las continuaciones; es como que me sirven para ponerme en situación y los siguientes los disfruto más. En breve me pondré con el segundo (Los cadáveres no sueñan) a ver qué me parece.

MI VALORACIÓN

No ha sido de mis favoritos, pero es entretenido y se deja leer.

Ya me contaréis qué os parece.

XoXo. Y recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida!