PAN CASERO SIN GLUTEN

No sé si habrá alguien en todo el mundo al que no le guste el pan. Creo que es una de las cosas más ricas… y qué me decís del olor cuando está recién hecho? Me da hambre sólo de pensarlo.

Por desgracia la mayoría de los panes que se hacen ahora, tienen millones de ingredientes “ocultos”, que los hacen más ricos, sí, pero no más sanos. Así que cuando encontré este preparado de Bauckhof en la página de Conasi no me lo pensé.

Deciros que quise probar éste sin gluten porque siempre me gusta tener alternativas en la cocina; no tengo ningún problema con el gluten, pero es verdad que prefiero no abusar de él y siempre ando investigando otras opciones saludables.

Envase del preparado de harina

Es una mezcla de harinas integrales y ecológicas, que se puede preparar en el horno o en panificadora.

INGREDIENTES

Harina integral de arroz* 39%, almidón de maíz*, harina de maíz*, 7% fermento de quinoa * (harina integral de quinoa, 25% harina de arroz, cultivos iniciadores), semillas de girasol*, lino*, espesante: harina de algarroba*, sésamo*, sal marina, gasificante natural (bicarbonato de sodio, potasio, almidón de maíz*), goma xantana.

*Ingredientes procedentes de Agricultura Ecológica.

PREPARACIÓN

Pues más fácil no puede ser:

– Precalentamos el horno a 225º arriba y abajo

– Mezclamos el contenido del paquete con 500 ml de agua tibia durante dos minutos hasta obtener una masa homogénea

– Verter la masa en un molde alargado engrasado (24-26 cm)

– Alisar la superficie con poquita agua y espolvorearla con un poquito de aceite (yo use el eco de Maeva en spray)

– Introducir un bol con agua caliente en el horno.

– Introducir el pan en el estante inferior y a los 5 minutos realizar un corte profundo longitudinal y cocer otros 53 minutos.

– Desmoldar y dejar enfriar bien

¡Y ya tenemos nuestro pan preparado! Con la miguita súpertierna (como a mí me gusta).

Eso sí, deciros que aunque en la foto parezca pequeño debe pesar unos 800-850gr. De un día para otro está bueno (más no); aún así, si sois pocos en casa, no sería mala idea hacer la mitad de la mezcla un día y el resto otra, o pensar en congelar parte del pan.

Ya me diréis si os animáis a probarlo y si os ha gustado.

XoXo. Y recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida!