THE HANDSMAID´S TALE

Parece que este es el año de HBO, que además del exitazo de Juego de Tronos ha recibido en los pasados Emmys 8 premios para Big Little Lies (de la que podéis leer en este post) y otros tantos para The Handmaid´s Tale, de la que os voy a hablar hoy.

SINOPSIS

Esta serie dramática basada en el premiado best-seller de Margaret Atwood, narra la vida distópica de Gilead, una sociedad totalitaria que antiguamente pertenecía a los Estados Unidos. Los desastres medioambientales y una baja tasa de natalidad provocan que en Gilead gobierne un régimen fundamentalista perverso que considera a las mujeres propiedad del estado. Una de las últimas mujeres fértiles es Defred (Elisabeth Moss), sirvienta de la familia del líder y una de las mujeres forzadas a la esclavitud sexual para llevar a cabo un último intento desesperado de repoblar un mundo devastado. En esta horrible sociedad en la que una palabra inadecuada podría acabar con su vida, Defred se abre camino entre jefes, sus esposas crueles, mujeres del hogar y sus compañeras sirvientas –de las que cualquiera podría ser una espía de Gilead– con un único objetivo: sobrevivir y encontrar a la hija que le arrebataron.

MI OPINIÓN

Empecé a ver la serie porque todas las críticas eran estupendas, pero tengo que reconocer que en el primer capítulo casi la dejo. Es cuando te explican un poco la situación en Gilead (antiguo Estados Unidos) y resulta angustiante. Tras un golpe de estado, las mujeres han pasado a ser meros adornos o instrumentos para un fin en el nuevo régimen (arrrggg); la historia de varias de ellas nos la cuenta en primera persona Defred, una de las pocas mujeres fértiles que quedan, motivo por el que es secuestrada, separada de su hija y convertida en esclava para asegurar descendencia a las familias más influyentes de la nación.

Pues claro, con esta premisa, mal empezábamos. Pero si aguantáis un poquito (no hago spoiler, podéis seguir leyendo), veréis que Defred no se va a quedar de brazos cruzados ; tiene temperamento y ganas de luchar.

La primera temporada termina en un continuará de los malos (de esos en los que no cierran nada), así que ahí estoy esperando la siguiente, que a ver lo que tardan.

Te gustará si tienes unos nervios de acero y no te importa sufrir un poco viendo cada capítulo.

 

Ya me diréis si os ha gustado.

XoXo. Y recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida.