ENGANCHADA A LOS ZAPATOS

Si es que en el mundillo del bailoteo y la farándula hay muchas cosas que son diferentes. Entre otras las hebillas con las que sujetamos los zapatos! Porque a nosotras nos gusta que enganchen, no que haya que abrocharlas (por lo menos a mis compañeras y a mí, no voy a hablar yo por todas las bailarinas del mundo mundial). Y os voy a dar las cinco razones por las que las prefiero:

  1. Porque sólo mides y la abrochas una vez. No tienes que andar buscando el agujerito cada vez que te vas a poner los zapatos (que yo no lo encuentro nunca!)
  2. Porque quitártelos es un momento; sólo deslizar la cinta hacia arriba y listo.
  3. Porque hay pocas cosas tan antiestéticas como estar agachadas atando y desatando los zapatos media hora en medio de una fiesta, sobre todo si no hay sitio para sentarse y estás ahí haciendo equilibrismos (la postura os la podéis imaginar vosotras). Nota para las no bailarinas que me lean: Tened en cuenta que nosotras no nos ponemos los zapatos en casa, que la suela es de felpita y se estropea, sino que llegamos a la clase o la discoteca y nos cambiamos el calzado.
  4. Porque si nuestros tesoritos están fabricados en tela se estropea muchísimo la cinta (como veis en la foto). Alguna vez hemos tenido que tirar zapatos casi nuevos por cintas desastrosas…
  5. ¡Porque las puedes cambiar si te da la gana! Que pocas cosas hay tan crueles en esta vida que encontrar tus zapatos de baile soñados y que no las tengan 

Así que, como no soy de las que renuncian a sus caprichitos, he buscado solución. Que es tan fácil como tener a mano a un buen zapatero (sí, esa es). Me he comprado una bolsa de hebillas de enganchar en Aliexpress (porque no suelen tener ellos) y cada vez que tengo un par que no las llevan, allí que me presento (ya me ha dicho que soy rarita, que la gente normal le lleva los zapatos justo para el cambio contrario). Las que os pongo en el enlace igual os parecen un poco grandes, pero después de puestas a mí me parecen perfectas! Y mi zapatero me cobra 3 míseros euritos por el cambio.

Y vosotras, ¿cuáles preferís? Las hebillas tradicionales o las de enganchar?

XoXo. Y recordad siempre bailar vuestros sueños y soñar vuestra vida!